05 julio, 2012

Mi visión del proceso electoral



Hace 6 años, a las 10 de la noche, sonaban los gritos de "fraude" por parte de un candidato. Lo de este año no tiene nombre, más que fraude es una traición orquestada en las altas esferas de la política mexicana y consumada por el ciudadano común.

Aún no olvido, apenas empezaban a fluir los datos y Josefina Vázquez Mota salía a decir que era claro que ella no ganaría (aún se mostraba en 2do lugar en el conteo del PREP) Veinte minutos después, aún tratando de entender la postura de una candidata que a pesar de su falta de brillo muchos defendieron y por la que el 23% del electorado votó, el Ing. Gabriel Quadrí de la Torre emitió un discurso similiar invitando al aún candidato Andres Manuel López Obrador a admitir el triunfo de Enrique Peña Nieto. No me sorprende de alguien cuya única labor era mantener el registro del Partido Nueva Alianza; objetivo que cumplió. Aunque ya quisiera el 2.4% que lograron los votos nulos.

En Mayo un movimiento opositor generado probablemente en las esferas empresariales y traducido a una protesta en contra de EPN se transformó en un movimiento estudiantil que poco a poco ha sido adoptado por la sociedad como voceros y abanderados del verdadero cambio mexicano. Estos jóvenes, pertenecientes a la generación Z, nacidos en una era digitalizada, ahora se organizan a través de las redes sociales y se pasan la voz mediante mensajes de texto, llamadas, alertas y tuits. Se expresan a través del arte (tanto en público como en privado) y tienen una tendencia a desafiar abiertamente las reglas establecidas. Esto es coherente con lo observado en el vídeo de la visita del abanderado del PRI a la Ibero. Los jóvenes con celulares en mano grabaron, se pusieron de acuerdo y organizaron una protesta por la presencia del candidato en sus instalaciones.

De entrada, no estoy de acuerdo con cómo iniciaron las cosas, pues interrumpieron un evento en donde el candidato daba a conocer sus propuestas. Desconozco si durante el transcurso del dialogo con los estudiantes, alguno realizó preguntas incomodas que fueron rechazadas, censuradas o descalificadas por el ponente. Sin embargo la protesta de los jóvenes (replicada después por otras universidades y en contra de candidatos específicos) si interrumpió la conferencia de Enrique Peña Nieto y el dialogo se perdió.

Lo que hoy ocurre en México es consecuencia de la falta de visión de los políticos. En una mala jugada, creyeron que los jóvenes se volcarían con ellos, pues está es una generación que ya no "vivió" los asesinatos masivos de estudiantes de 1968 (2 de Octubre) y de 1971 (Jueves de Corpus) Según ellos los jóvenes de entre 18 y 25 años ya no tienen contacto con aquellos testigos de ambos actos represivos. Pero estos jóvenes si atestiguaron la matanza de Acteal, también atestiguaron la represión violenta de los manifestantes de Atenco. Tienen recolección social de la "caida del sistema" de 1988. Y tienen aún presente, la duda si hubo fraude en las elecciones del 2006.

El movimiento 132 cuenta hoy con el apoyo de aquellos que vivieron los eventos represores del PRI, quienes, tienen la experiencia en organizar a las masas para realizar manifestaciones. Y tiene además el apoyo de las herramientas de información masiva, no sólo celulares y cámaras digitales. Youtube, Twitter, Blogspot, Google Maps, Facebook, Google+, Tumblr, Instagram... sitios en donde comparten información. También tienen la más grande biblioteca en la punta de sus dedos, un par de clicks y corroboran las fuentes de información y los datos que fluyen en las noticias.

Y es indignante, que aún sin resultados oficiales, jefes de estado de países con alto desarrollo económico enviarán felicitaciones a un candidato. ¿Qué sentirán ahora al ver las pruebas que existen de fraude electoral? ¿Verán igual al candidato que felicitaron al saber que entrego dinero a cambio del voto? ¿Se alegrarán al ver que hubo casillas con el 210% de participación del padrón electoral? ¿O también fueron parte de un fraude diseñado por los partidos políticos y llevado a las calles?

Por qué, la conclusión fatídica del 1 de Julio, es que quién entregó la patria al PRI, fue el ciudadano común. Fueron los funcionarios de casilla. Fueron los partidos políticos a través de sus observadores. Fue el IFE, al poner un observador por sección  (En mi sección instalaron 6 casillas, una básica y 5 contiguas) Fue el IFE al no asignar más boletas a las casillas especiales, algo que debió planear usando los datos del INEGI y no los datos de la elección del 2009. Fue el actual Presidente de la República, quién niega los datos reales de pobreza en México (¿Sabían que les están pagando a los papás para que manden a sus hijos a la escuela y por eso los números de pobreza han disminuido? ¿Saben que hacen los padres de familia con ese dinero? ¿Saben que ocurre si los hijos de esos padres de familia llegan a faltar a una clase?) y con esa indiferencia que le ha caracterizado, ha llevado a la desesperación a millones de ciudadanos, quienes en consecuencia, vendieron su voto para tener un alivio a sus necesidades económicas. Y también los hay, que por tener un "dinerito extra" entregaron su voto a una persona que no vale la pena.

Si me lo preguntan, me gustaría (en mis sueños guajiros) que las elecciones se anularan. Y se convocara a nuevas elecciones con otros candidatos. 

Sin embargo, Peña Nieto ya la tiene ganada. Si nos vamos a segunda ronda con los dos punteros, no le alcanzan los votos a AMLO para ganar la presidencia. La mitad (o más) de los que votaron por JVM, votarían por EPN. Y muchos creen que AMLO volverá a hacer un "circo", la diferencia, es que este año, es la ciudadania la que le pide que impugne las elecciones, pues sólo un candidato opositor puede impugnar el resultado electoral.

Y esa diferencia, puede hacer que AMLO gané electores.

Bendiciones,

PS. Estoy pidiendo cuentas claras al IFE y a llegar a las últimas consecuencias, al mismo tiempo estoy preparando mi "panic kit" para los próximos 6 años. Recuerden comprar productos enlatados, ir haciendo su huerta hidropónica, compren productos antes de que se les agoten, no usen tanto el automóvil, vamos, qué no hemos olvidado como era la vida en el siglo XX.

La sensacional imagen fue tomada de: La visión del extranjero

Publicar un comentario